top of page

El estrés: lo negativo y lo positivo


DISTRÉS


Nuestro mundo occidental, lleno de actividades, de exigencias, de competitividad y de velocidades que parecen no permitir el tiempo para la calma y la tranquilidad, han generado algo que se denomina distrés, un “descontrol en la forma de reaccionar a los estímulos del exterior; es decir, respuesta negativa o exagerada de los factores estresantes, ya sea en el plano biológico, físico o psicológico; es un estrés que ocasiona un exceso de esfuerzo en relación con la carga.” (Naranjo Pereira, 2009)


El distrés convertido en estrés crónico, termina por hacer daños en la salud física y emocional de las personas, afectando de paso el contexto en el que se desenvuelven, familiar, laboral o social porque deteriora las relaciones interpersonales.


Cuando la persona se enfrenta a un estresor, y la situación que genera es percibida e interactuada de manera inadecuada aparecen las fases de algo denominado el síndrome general de adaptación. La primera es la reacción de alarma, donde instintivamente el organismo invita a atacar o huir. Se producen respuestas fisiológicas como resequedad, dilatación de pupilas, sudoración, aumento de la tensión muscular, de la frecuencia respiratoria, de la tensión arterial y taquicardia, entre otras, acompañadas de respuestas psicológicas que aumentan la capacidad de atención. Si el evento puede ser controlado o gestionado adecuadamente, el organismo tiene el tiempo y la facilidad de recuperarse, cosa que suele durar entre 3 y 8 horas. De lo contrario, aparece la segunda fase, la de resistencia, donde el cuerpo no tuvo la oportunidad de recuperarse y, por el contrario, continúa activado. En este punto aparecen las primeras consecuencias y síntomas del distrés que, dan paso a la tercera fase: la del agotamiento, donde se suceden las capacidades de resistencia y se producen serias consecuencias de carácter psicosomático. (Rojas Acuña, 2023)


“Es importante que la persona conozca su umbral óptimo de estrés, de modo que no sobrepase este por un tiempo prolongado, por cuanto corre el riesgo de llegar a la tercera fase del estrés, el agotamiento.


Se considera la ansiedad como una de las manifestaciones psicológicas más peligrosas del estrés y a la depresión como uno de los riesgos terminales de este”. (Naranjo Pereira, 2009)


EUSTRÉS


El eustrés es la “Respuesta armónica a los estímulos del exterior, respetando los parámetros fisiológicos y psicológicos de la persona; cuando la energía de reacción ante los factores externos se consume biológica y físicamente.” (Naranjo Pereira, 2009)


Se puede afirmar que, en el tema del estrés, el eustrés es lo contrario al distrés y se pueden entender si el distrés se concibe como una reacción y el eustrés como una respuesta consciente que genera una nueva experiencia vital, modifica el interior del organismo para influir en cambios positivos en términos de salud, bienestar y felicidad.


Al respecto Jon Kabat-Zinn presenta la siguiente gráfica como el ciclo de respuesta al estrés mediada con mindfulness:


Finalmente, “Existen diferentes formas de prevenir el estrés, entre estas pueden citarse el fortalecimiento físico y psicológico, desarrollar actitudes más positivas y realistas frente a las situaciones de la vida, practicar ejercicio físico, cuidar el tipo de alimentación, lograr un reposo adecuado, disfrutar del contacto con la naturaleza y del tiempo libre, expresar sentimientos y pensamientos y aprender a planificar el tiempo, las actividades y los propósitos existenciales.


También, existen diversas formas de afrontar el estrés; por ejemplo, practicar ejercicios de relajación y meditación que favorezcan el logro de la tranquilidad mental y la distensión muscular, aprender a preocuparse constructivamente y sobre todo tratar de desarrollar una actividad cognoscitiva funcional que conlleve a pensamientos racionales y por ende a emociones y conductas más apropiadas, así como a un funcionamiento fisiológico más sano.” (Naranjo Pereira, 2009)


Álvaro Posse

Psicólogo, educador y bloguero colombiano


----------

Referencias

Naranjo Pereira, M. L. (20 de Junio de 2009). Revista Educación. Obtenido de Una revisión teórica sobre el estrés y algunos aspectos relevantes de éste en el ámbito educativo.: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=44012058011.


Rojas Acuña, A. (5 de Marzo de 2023). UTEL. Obtenido de Estilo de vida actual. Consecuencias del estrés en la salud mental, física y emocional.: https://aula11.utel.edu.mx/mod/page/view.php?id=32730


UTEL. (2023). George “Una vida mediada con Mindfulness”. México: UTEL.


Imagen de esta publicación tomada de: El ciclo de respuesta al estrés mediada con mindfulness, Kabat-Zinn, Jon (2016). Vivir con plenitud las crisis. Kairós. Pág.358


40 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Publicar: Blog2_Post
bottom of page