• Alvaro Posse

Canta, aunque no cantes

Actualizado: jun 4

Serie ZENCILLEZ, Lección 9/100


La ciencia ha comenzado a decirnos lo que ya suponíamos desde hace muchos años: Cantar genera sensaciones de bienestar, todo porque consigue que el organismo genere endorfinas y neurotransmisores, además de dopamina, oxitocina y serotonina que, contribuyen con esas sensaciones placenteras. Cantar tiene efectos positivos comprobados y si se participa en un coro, los beneficios son todavía mayores, para personas de todas las edades y en especial para los adultos mayores, ya que requiere de concentración y respiración controlada que oxigena y quita la ansiedad y desestimula sentimientos de aislamiento y soledad gracias a la compañía de otras personas.


Ahora bien, cuando cantas elevando el tono, la voz estimula y activa tu cerebro. Entre las recomendaciones de los expertos está la de intentar, al menos una vez al día, elevar el tono de la voz cantando. (2)


¿Qué tal si, para comenzar, les propones a tus amigos una reunión para jugar al Karaoke?


Cantar, en solitario o en coro, no hace otra cosa que elevar la calidad de vida. (3)




Referencias:

(1) Imagen usada en esta publicación: Tomada de: Dawnyell Reese en Pixabay

(2) Textos de la Serie Zencillez, de Estar Bien, escritos por Álvaro Posse, están inspirados en el libro: Zen, Simple Seikatsu No Susume de Shunmyo Masuno.




41 vistas1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

La sombra