• Alvaro Posse

Doña Celotipia

Serie ZENCILLEZ, Lección 47/100


¿Qué son los celos? De acuerdo con el Diccionario de la Real Academia Española de la lengua, la palabra celos proviene del latín zēlus que significa 'ardor', y esta a su vez, viene del griego ζῆλος zêlos, derivada de ζεῖν zeîn, que significa 'hervir'. Así, en su definición más profunda, la palabra ´celos´ se creó por sentimiento que embarga a las personas que la sufren: los celos arden, hierven. (1)


Para los profesionales de la salud mental los celos son ´normales´ tras suponer o comprobar la posibilidad de pérdida de un ser querido, no solo en el aspecto sentimental sino profesional, por ejemplo. Esta 'normalidad' no lo es tanto primero, para las personas con un alto grado de desarrollo espiritual que, hayan recibido información al respecto y practiquen con regularidad aspectos como la compasión y la aceptología. Y segundo -que es el tema que hoy nos ocupa- para las personas que desarrollan conductas como las señaladas por Camilo Sesto en su canción ´celos´ (2) donde se describen las acciones de los celosos y las celosas como un miedo (patológico) donde se teme por la sombra del pasado de la persona, por los ojos de los amigos, el saludo de un vecino, el forro del abrigo; donde se describen los celos como un "dulce sufrimiento" (adicción a sentirse víctima), que "quema a fuego lento" (arde, hierve: como en la definición de la RAE) y que convierte a quien los siente en un enemigo de la persona por la que se sienten los celos ("que me hace tu enemigo").


Lo que se describe en la canción referida, sin duda, no son los ´celos presuntamente normales´ sino los anormales, enfermizos o patológicos que se conocen como CELOTIPIA, que generan -de acuerdo con la letra de la canción- que los y las celotípicas se conviertan en la ´sombra, en los espías, en los sabuesos´ de las personas que temen perder o han perdido. Para rematar, Camilo Sesto termina advirtiendo que el celotípico siente rabia y califica su sentimiento como un "maldito amor".


Curiosamente lo referido en la canción se encuentra avalado por la ciencia médica. Al respecto, el Dr. Alfredo Whaley, coordinador de la Clínica de Género y Sexualidad del Instituto Nacional de Psiquiatría de México, señala: "La celotipia es un trastorno delirante irreversible y multifactorial que hace pensar al paciente que su pareja es infiel y afecta más a hombres que a mujeres después de los 30 años. (...)


La celotipia o celos patológicas, tiene un impacto social y laboral, ya que se dejan de realizar las actividades cotidianas por vigilar a la pareja o ante el temor mórbido de un engaño. (...)


... los celos patológicos provocan violencia, agresión verbal, hostigamiento y una conducta extrema en que se utilizan formas de control sutiles, como llamar a la pareja de 10 a 20 veces en una hora con el pretexto de estar preocupados; recriminarle cuando no contesta el teléfono y hasta ir diariamente por la pareja a su trabajo, sin importar la hora o distancia (...) están limitando y controlando la vida de la persona.


Esta condición se complica cuando el paciente sufre trastorno de personalidad paranoide, que se caracteriza como un perfil neurótico, de desconfianza, piensan que las personas les quieren hacer daño y son hipersensibles a la crítica.


Esta patología afecta también a quienes han tenido antecedentes de consumo de alcohol, pues se trata de una de las secuelas que deja esta adicción y se conoce como celotipia alcohólica. Muchas personas que tienen problemas de alcoholismo tienen celos patológicos.


El especialista refirió que algunos pacientes tienen antecedentes de haber sufrido desconfianza, tener baja autoestima o distorsiones cognitivas -maximizar las acciones de los otros-.


Desde el punto de vista emocional, refirió que la persona diagnosticada con esa patología, vive el dolor de la infidelidad, aunque no haya evidencia de ello. “Es imposible luchar contra esa idea. Crean historias irreales, como asegurar que su pareja, que es ciega, sale todas las tardes a la ventana en busca de hombres, cuando lo que hace es tomar un poco de sol”. (2)


¿CUÁL ES LA SOLUCIÓN PARA LA CELOTIPIA?


Queremos señalar que para esta patología y para todas, sin excepción, el primer requisito es que el paciente quiera aliviarse. Sin este requisito cumplido es muy dificil -por no decir "imposible"- acceder a la recuperación.


El segundo requisito es creer. Si la persona celotípica cree que no puede y opta por el acompañamiento de la ciencia médica, maravillosa por cierto, los cánones de la actualidad revelan que debe ser tratada con con medicamentos antipsicóticos y neurolépticos, controlados por un psiquiatra, para ayudarle a reducir las ideas delirantes...


Sin embargo (y por nada del mundo pretendo chocar con la medicina occidental que, merece toda mi admiración y respeto) es posible creer que sí puede, una vez se canse de sufrir y opte por información sobre el despertar de la consciencia. Al fin y al cabo el Dr. Jorge Carvajal, en su libro "Un arte de curar", nos ha enseñado la posibilidad de hacer reversible lo irreversible. Y en Estar Bien creemos que todo es posible.


Adenda:

Las víctimas de un(a) celotípico(a) se encuentran en un peligro proporcional al tamaño de la patología del victimario y podrían tener en riesgo su integridad física y su propia vida y la vida de quienes los rodean.


También es curioso señalar que la víctima puede generar una especie de Síndrome de Helsinki o Estocolmo prefiriendo estar junto a su "captor" o victimario. En este caso la víctima habrá desarrollado también un comportamiento patológico.


Para finalizar esta Adenda: ¿Recuerdan a Camilo Sesto? En su canción "Celos" se escucha: https://youtu.be/A-jGHV4fb4Y

Siento celos Es seguro que son celos El amor es más tranquilo Tan tranquilo como un beso


Siento celos Que es igual a decir miedo ¿Y por qué no?, tal vez sin celos Nuestro amor, no sea completo


Celos de una sombra de tu pasado Que se acuesta a tu lado Entre mi amor y tu cuerpo


Siento celos Ni de macho ni cornudo Simplemente de amor puro De tristeza y desconsuelo


Celos de los ojos de mi amigo Del saludo de un vecino Y del forro de tu abrigo


Celos, ese dulce sufrimiento Que te quema a fuego lento Que me hace tu enemigo


Siento celos Y de ser un buen amante Me he convertido en tu sombra En tu espía, en tu sabueso


Siento rabia Que es igual a sentir celos De que notes en mi cara El maldito amor que siento


Celos cuando escucho una llamada Según tú Equivocada Y me dices ahora vuelvo...

Referencias

(1) Definición de la palabra Celos, en el diccionario de la RAE, en: https://dle.rae.es/celo#PeUnDPX

(2) La celotipia o celos patológicos, Secretaría de Salud del Gobierno de México, 9 de marzo de 2019, en: https://bit.ly/3AMSQ8X

(3) Imagen central de Thomas Wolter en Pixabay

(4) Imagen y Video de Camilo Sesto. Celos, en: https://youtu.be/A-jGHV4fb4Y

18 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

La sombra