Buscar
  • Alvaro Posse

El poder terapéutico de la reconciliación

#Reconciliación

和解

[wakai]



Una de las posibles acepciones o uso de la la palabra "Reconciliación" en japonés, wakai, hace referencia a "era inmaduro". casi que, podríamos señalar que el acto de reconciliarse, corresponde a una acción de la madurez. Sin embargo, más allá de esta hipotética conjetura que sirve para introducir el tema de la reconciliación, cabe señalar que interactúa con asuntos como el perdón y la compasión.


El perdón tiene que ver con "remitir la deuda, ofensa, falta, delito..." (Drae, 2022). Alguna vez, el Padre Gonzalo Gallo, explicaba en una de sus misas en el Templete de Cali que, existía la necesidad de perdonar al otro, de pedir perdón al otro, de personarnos a nosotros mismos y -en función de su cristianismo- pedir también perdón a Dios. El perdón es, un acto de reconciliación con el otro, para el otro, para sí mismo y con el universo y tiene una enorme ventaja: aparta la "culpa", situación que hace enorme daño a los seres humanos.


En cuanto a la compasión, esta debe ser entendida desde la Psicología o el Mindfulness, así: "consiste en hacerse consciente del sufrimiento propio y de los otros, sin juicios ni críticas." Es comprender la situación de otra persona que, como lo señala la Escuela de Magia del Amor: "Hoy Comprendo que la experiencia de cada quien, hace parte de su destino" y que "la mejor forma de amar al prójimo es respetándolo. Renunciaré a la crítica porque comprendo que cada quien hace lo mejor que sabe hacer, y no soy yo quién para juzgarlo."


Así, en el acto de la reconciliación está implícito el perdón y la compasión y se constituye en un pensamiento que genera un sentimiento de bienestar y una decisión basada en una acción reflexiva que termina aportando a la recuperación de la paz interior y al mejoramiento de la saludmental y física ya que toda alteración emocional causa daños, por ejemplo, en el sistema cardiovascular.


La acción reflexiva de la reconciliación implica, sin duda, un para qué que se expresa en seis (6) aspectos:


1) Un mecanismo de reversibilidad: revertir la situación y ponerla en positivo, acudiendo a la conciencia de nostros mismos.


2) Un reconocimiento de la sombra, de nuestras dificultades biográficas, de nuestros errores.


3) Una capacidad de reconocer los errores en los otros y de la atribución de la causa de los mismos, pero sin juicios y sin atribuirnos a nosotros mismos todos esos fallos.


4) Una revisión del concepto del ser humano: un ser que siempre tiene posibilidad de cambio, que no es violento por naturaleza, que avanza como especie gracias a la reconciliación y que es un ser histórico, es decir, aprende de las experiencias anteriores.


5) Una actitud de positivización y de mirada hacia las virtudes, superando el pasado, viviendo en el presente y teniendo una actitud de esperanza hacia el futuro.


6) La posibilidad de reinterpretarse, cambiando la culpa por la comprensión.


Adicionalmente, es indiscultible la ventaja de estar en excelencia con todas las personas. Tal vez sea imposible tener una distancia cercana con personas tóxicas, pero de todas formas se debe tener ese sentimiento de compasión del que ya hemos hablado...


Y una vez entrados en la reconciliación debemos abordar la inteligencia social, de la cual hablaremos en otras publicaciones más extensamente, pero para ilustrar de qué se trata, finalizamos con esta frase de Lewis Carroll:


Álvaro Posse

Psicólogo, Educador y Bloguero colombiano


18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo