top of page

Integrando la Inteligencia emocional y el Mindfulness


Imagen de Robin Higgins en Pixabay


La integración de la Inteligencia Emocional de Goleman con el Mindfulness, es una posibilidad absolutamente válida, dada la compatibilidad de ambas vertientes. Esta integración fue promovida, por primera vez, en el año de 1995 por Ciarrochi y Blackledge, bajo el título de “Entrenamiento de Mindfulness basado en Inteligencia Emocional”, señalando de paso que existe una definición para el Comportamiento emocionalmente inteligente, como: “la capacidad personal de comportarse adaptativamente bajo la presencia de emociones y pensamientos fuertemente emotivos” (Salcido Cibrián, 2014)


Con la integración citada se pueden obtener beneficios como estos:


1. Mayor aceptación, menor resistencia ante emociones difíciles a través de una mayor apertura a la experiencia.

2. Consciencia de las emociones perturbadoras como resultados de los pensamientos y de la distorsión de la realidad que estos generan.

3. Identificación de las emociones y entendimiento de las mismas como una realidad que no es estática sino evolutiva a través del tiempo.

4. Menor tendencia a culparse a sí mismos, del desarrollo no deseado ante ciertas situaciones.

5.- Efectos biológicos: Mejoramiento del sistema inmunitario de las personas.

6.- Esta integración “permite vivenciar y manejar adecuadamente las emociones experimentadas en el aquí y en el ahora. De esta forma, las emociones se abordan no sólo a nivel cognitivo o intelectual sino también de manera experiencial.” (Salcido Cibrián, 2014)

7.- Afrontar situaciones emocionales, con plena consciencia, en el aquí y en el ahora.

8.- “Descubrir aquellas situaciones que el individuo evita casi sin darse cuenta, porque inconscientemente generan un cierto malestar emocional al situarse fuera de su “zona de confort”. (Salcido Cibrián, 2014)

9.- “Ganar consciencia y libertad frente a los pensamientos emocionales. Elegir la respuesta deseada desde la libertad.” (Salcido Cibrián, 2014)

10.- “Convertirnos en observadores participantes de nuestras cogniciones, emociones y comportamientos y el de terceras personas.” (Salcido Cibrián, 2014)


Alvaro Posse

Psicólogo, Educador y Bloguero colombiano


-----


Referencias

Salcido Cibrián, L. J. (2014). Mindfulness para regular emociones. Málaga: Universidad de Málaga.



------

Adenda sobre la Inteligencia Emocional: Sus componentes son:


"Conciencia de sí mismo: Se refiere a que las personas con alta inteligencia emocional suelen entender sus emociones, muestran disposición a tomar una mirada honesta a sí mismos, y conocen sus fortalezas y debilidades.


Auto control: Se refiere a la capacidad de controlar las emociones y los impulsos. Las personas que se autocontrolan tienden a no enojarse y no tomar decisiones de forma impulsiva, ya que piensan antes de actuar.


Motivación: Se entiende como la disposición de cada persona para lograr aplazar los resultados inmediatos del éxito a largo plazo. Las personas con alta inteligencia emocional, se caracterizan por ser altamente productivas y son muy eficaces en lo que hacen.


Empatía: Es la capacidad de identificar y entender los deseos, necesidades y puntos de vista de quienes nos rodean. Las personas con empatía poseen un buen reconocimiento de los sentimientos de los demás, suelen ser excelentes en el manejo de las relaciones, y saben escuchar.


Habilidades sociales: Las personas con fuertes habilidades sociales tienden a ayudar a otros en vez de centrarse en su propio éxito. Son excelentes comunicadores y son maestros en construir y mantener relaciones, ya que pueden gestionar los conflictos." Salcido Cibrián, L. J. (2014).

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


Publicar: Blog2_Post
bottom of page