Buscar
  • Alvaro Posse

La cueva

Serie ZENCILLEZ, Lección 29/100


Dice el Sr. Masuno que, el momento de apartarse en la naturaleza, así sea de manera temporal, alejándose del "mundanal ruido", para recuperar la paz interior, leer mientras se escucha el sonido del agua de una quebrada, el canto de las aves; mientras se contempla en las noches la bóveda celestial y la luz de la luna, representan el entorno ideal para la formación espiritual. En la Biblia, por ejemplo, Jesús "... con frecuencia se apartaba a lugares solitarios para orar." (1)


Sin embargo, la vida citadina de nuestro mundo occidental hace que el apartarse a la naturaleza no pueda ser un asunto de todos los días, razón por la cual se recomienda buscar un lugar sumido en la dinámica del mundo urbano, en casa, para ir en pos del espíritu de aislamiento: "Un lugar donde poder desconectar de los demás y pasar tiempo a solas, (...) donde recuperar la libertad de espíritu. Unos instantes de reclusión pueden iluminar el camino que se abre ante ti". (2)


En mi casa, ese incomprendido lugar se llama LA CUEVA, tal vez porque en mi niñez ese era el nombre que mi padrastro le daba a mi habitación, cuando pasaba tiempo a solas en ella. Desde LA CUEVA, por ejemplo, escribo todos estos artículos...


Así que, busca tu cueva e ilumina el camino que se abre ante tí y descubre quién eres.


 

Referencias

(1) Textos de la Serie Zencillez, de Estar Bien, escritos por Álvaro Posse, están inspirados en el libro: Zen, Simple Seikatsu No Susume de Shunmyo Masuno.

(2) La Biblia, Evangelio según San Lucas 5:16

(3) Imagen de una esquina de LA CUEVA.

19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo