• Alvaro Posse

La Regla de Oro

Serie ZENCILLEZ, Lección 42/100


En el Mahabharata de la India, en el Udanavarga budista, en el T´ai-Shang Kan-Ying P´ien taoísta, en las Analectas de Confucio, en el Talmud hebreo, en el Nuevo Testamento cristiano, en el Corán del Islam, en el Zoroastrismo de Zarathustra y en todas las tradiciones orales y escritas de sabiduría alrededor del mundo, aparece La Regla de Oro, como una especie de mensaje de pura inspiración divina, que por obra del Maestro señalado llega a cada rincón de este planeta, con una sencillez ejemplar que, en una sóla frase enseña la manera de vivir en paz:

"Haz a los demás todo lo que quieras que te hagan a ti. Esa es la esencia de todo lo que se enseña..." (1)

La Regla de Oro, en positivo, también se puede enunciar en negativo con un: "No hagas a los demás lo que no quisieras que te hicieran a ti", algo que, acude a la razón, al sentido común, a la tolerancia y la receta perfecta para la cordialidad, las buenas relaciones con los demás y la convivencia armónica de los seres humanos.


¿Cómo aplicar la Regla de Oro en nuestras vidas? Sencillo: observa todas tus acciones, previamente a ejecutarlas y pregúntate: ¿Esto que quiero hacer, me gustaría para mi? Y si la respuesta es "Sí", hazlo. Si es "No", te abstienes. Esto, tan, tan elemental, transformará tu entorno y, como dice Gloria Arroyave: "No me creas, verifica..."



Referencias:

(1) La Biblia, Nueva Versión Internacional, Mateo 7:12

(2) Imagen de Vicki Nunn en Pixabay

23 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

La sombra