Buscar
  • Alvaro Posse

Los apóstoles: ¿Qué hicieron después de Jesús?

Actualizado: 8 nov

#LosApóstoles #VirtudDeLaTrascendencia #PsicologíaPositiva


El siguiente artículo se escribe con el propósito de resaltar las virtudes del coraje y de la trascendencia, propios de los estudios de la Psicología Positiva.

La relación entre Maestro y discípulo "(...) constituye la expresión más elevada de amistad, porque se basa en el amor divino e incondicional y en la sabiduría. Es la relación más sagrada y noble que existe. Cristo y sus discípulos fueron todos uno en espíritu, (...) gracias al lazo común del amor de Dios."(*)

¿Qué hicieron los apóstoles después de Jesús? Mucho se lee en los evangelios, pero en realidad, es poco difundida la historia de lo que ellos hicieron tras la partida del Maestro. En la película María Magdalena, justo antes de los créditos finales de la misma, se escucha el siguiente relato: "El (Jesús) - Dice María Magdalena, está en cada uno de ustedes: en tu esposa, en tu hijo, en tu vecino, en tu hermano. ¿Y cómo lo podemos ver? Amando. Amando a tu esposa, a tu hijo, a tu hermano. En el amor es donde está Jesús.


¿El te enseñó a amar? - Le preguntan. De la mejor forma que un maestro sabe hacerlo - Responde María Magdalena. Y añade: Quizás la única válida: con el ejemplo... viéndolo aprendimos a no juzgar, a tolerar, a amarnos a nosotros mismos, sin importar lo que los otros dijeran. Y a perdonar: siempre perdonar. Viéndolo aprendimos que el amor puede ser más fuerte que la misma muerte y que la vida no se pierde cuando te entregas por los que en realidad amas. Aprendimos que todos somos hijos del mismo Dios: hombres, mujeres, niños, ancianos, hebreos, romanos. Aprendimos que todos somos hermanos y que Dios nos amó tanto como para habernos entregado a su hijo..."


Y tras el relato de María Magdalena aparecen escritos los destinos posteriores de cada uno de los apóstoles, así:


"Pedro: después de haber fundado la iglesia de Antioquía, viaja a Roma a predicar el evangelio. En el 64 d.C. Nerón ordenó su crucifixión. Pedro, considerándose indigno de morir como Jesús, pidió que lo crucificaran cabeza abajo. Sus restos están en el Vaticano.


Juan: Se radicó en Éfeso, Asia menor. De todos los discípulos fue el que más vivió. Murió por causas naturales en el año 100 d.C.


Andrés: Fue uno de los apóstoles que más viajó. Hay quienes afirman que llegó al sur de los que hoy se conoce como Rusia. En sus últimos años vivió en Grecia. Allí fue crucificado en el 69 d.C. por orden de un Procónsul romano cuya esposa se unió a los cristianos.


Santiago: centró su labor evangelizadora en Judea. Algunos sostienen que viajó a España y allí fundó las primeras comunidades cristianas. Fue ejecutado en el año 44 d.C. en Jerusalén, durante el gobierno de Herodes Agripa I.


Magdalena: Algunos dicen que murió en Galilea, luego de dedicar su vida a la prédica. Otros, que viajó a Éfeso con Juan y María - la madre de Jesús - y allí murió. En 1669 fue canonizada y en el 2016 el Papa Francisco, elevó a Magdalena a la misma altura de los apóstoles. San Gregorio Magno se refirió a ella como: Testido de la Divina Misericordia. Santo Tomás de Aquino la nombró: La apóstol de los apóstoles."


De los demás apóstoles, el portal chuchpop señala:


"Bartolomé: Se transformó en un uno de los misioneros más aventureros de la Iglesia. Se dice de él que predicó con Felipe en Phrygia y Hierápolis; también en Armenia. La tradición dice que él predicó en India, y su muerte parece haber tenido lugar ahí. Murió como un mártir por su Señor. Fue despellejado vivo con cuchillos."


Santiago, el menor: Predicó en Palestina y Egipto y fue crucificado en Egipto.


Judas Tadeo: Se ha dicho que Judas fue a predicar el Evangelio en Edesa cerca del Río Éufrates. Allí sanó a varios y muchos creyeron en el nombre del Maestro. Judas fue desde allí a predicar el Evangelio en otros lugares. Según la tradición le cortaron la cabeza con un hacha en el Ararat.


Mateo: Fue martirizado por oponerse al matrimonio del rey Hirciaco con su sobrina Ifigenia, la cual se había convertido al cristianismo por la predicación del Apóstol. Se dice que murió decapitado con una espada.


Felipe: Escritores de la Iglesia primitiva y Eusebio, historiador de la Iglesia, afirman que San Felipe predicó el Evangelio en Frigia y murió en Hierápolis. Papías, obispo de este lugar, supo por las hijas del apóstol, que a Felipe se le atribuía el milagro de la resurrección de un muerto. Fue martirizado y muerto en Hierápolis. Su martirio consistió en ser crucificado y apedreado.


Simón, el Zelote: Los Avecínanos relatan que sufrió la crucifixión como obispo de Jerusalén, luego de haber predicado el Evangelio en Samaria. No se sabe con certeza en que lugar predicó el evangelio. Se habla de casi todos los lugares conocidos de ese entonces, incluso se han mencionado que llego hasta Gran Bretaña; según los Griegos, predico en el Mar Negro, en Egipto, el Norte de África, y Gran Bretaña. Todo esto según la tradición.


Tomás: La tradición dice que Tomás predicó el Evangelio a los partos, medos, persas e hircanios, y que después pasó a la India. Se cree que Santo Tomás sufrió el martirio en la costa de Coromandel, India, donde su cuerpo fue descubierto, con ciertas marcas de que fue muerto con lanzas y ese tipo de muerte es tradición en los países del Este. Se sabe que su cuerpo fue trasladado a Edessa, donde fue enterrado en los grandes sepulcros donde también se hallaban San Pedro, San Pablo y San Juan (...) Se dice que él fue encargado para construir un palacio para el rey de India, y fue muerto con una lanza como mártir por su Señor."


Judas, Iscariote: Murió antes de la partida de Jesús.


María, la madre de Jesús: Su historia tras la partida de Jesús está llena de incertidumbres. Se cree que vivió con el apóstol Juan en Éfeso, donde murió. Su nombre, hoy por hoy, corresponde a una construcción donde se mezcla la fe y la tradición, pero más allá de esto, es indiscutible que la figura de María es de gran importancia: aparece dentro del grupo de los discípulos en Pentecostés, situación que, como mínimo, la hace uno de ellos. María es un símbolo de amor maternal, de la "llena eres de gracia", de la "bendita entre las mujeres", por ser la madre del Maestro.


Finalmente, tuvo que ser muy impactante y profunda la enseñanza del Maestro para que todos los apóstoles, después de la partida de Jesús, hayan ofrendado sus vidas por las "buenas nuevas".


Alvaro Posse

Psicólogo, Educador y bloguero colombiano



----------------



(*) Paráfrasis de texto basada en: El papel del gurú en nuestra búsqueda espiritual.


2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo