Buscar
  • Alvaro Posse

¿Qué tanto influyen nuestros ancestros?

#ConstelacionesFamiliares

Imagen de Pam Simon en Pixabay


Muy de moda se han puesto las constelaciones familiares, tanto que las personas se encuentran sorprendidas con las series de TV y documentales que, como nunca antes, se encuentran disponibles para todos los públicos.


Sin embargo, esto de la influencia de nuestros ancestros en nosotros mismos, no es algo nuevo. Desde los orígenes de la humanidad, muchas culturas y muchos sabios habían hablado del tema, pero en este artículo, brevemente compartiré lo que decía al respecto Carl Gustav Jung, una de las figuras más importantes de la historia de la Psicología en el mundo entero. Carl G. Jung, se refirió a su propio árbol genealógico, de la siguiente manera:


(…) "Cuando trabajaba con el cuadro genealógico comprendí claramente la curiosa vinculación del destino que me une a los antepasados. Tengo la viva impresión de que estoy bajo la influencia de cosas o interrogantes que quedaron sin respuesta para mis padres y abuelos. Muchas veces me pareció que en una familia existía un karma impersonal que se transmitía de padres a hijos. Me lo pareció siempre, como si hubiera de dar respuesta a cuestiones que se plantearon a mis antepasados, sin que ellos pudieran responderlas, o como si debiera terminar o proseguir cosas que el pasado dejo inconclusas.”


(…) “Cuanto menos comprendamos lo que buscaron nuestros padres y antecesores, tanto menos nos comprendemos a nosotros mismos. (…) “Y así permanecemos en las tinieblas sin vislumbrar si el mundo de los antepasados participa con bienestar ancestral en nuestra vida, o a la inversa, si se aparta de ella con aversión. Nuestra tranquilidad y satisfacción internas dependen en gran medida de si la familia histórica, personificada por el individuo, concuerda o no con las condiciones efímeras de nuestro presente.” (Carl Jung, "Recuerdos, sueños, pensamientos". 1961)


Tal vez, muchas de las cosas que nos suceden, no tienen origen en nosotros mismos, sino en quienes nos antecedieron. Así que, no basta con sanar solamente nuestro pasado inmediato... También habrá que sanar nuestro pasado remoto.



Álvaro Posse

Psicólogo, Educador y Bloguero colombiano

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo