Buscar
  • Alvaro Posse

Que la meditación haga parte de tu medicina

#meditación #meditar

Imagen de Pexels en Pixabay, editada en Canva


Una curiosidad etimológica vincula las palabras “medicina”, “medicamento” y “meditación” a través de una misma raíz indoeuropea, es decir, tener un origen compartido en una misma y antigua familia lingüística de Europa, de la India y del suroccidente de Asia.


Esa raíz idoeuropea es “med” y significa “medir y tomar medidas y estrategias adecuadas” de la que se deriva el latín “mederi”, es decir cuidar, tratar y curar.


De esta manera: aparecen en el español, palabras como médico (ico- relativo a), medicina (ina- materia para) y meditación (ción- acción y efecto de…).


Particularmente, la palabra meditación se deriva del latín meditatio, o sea, “acción y efecto de pensar antes de actuar”. Y esta es la clave para entender, desde la lingüística, cómo se producen los efectos positivos en la salud de las personas a través de la meditación: por la vía del pensar-sentir-actuar.


Una persona que practique la meditación y logre el hábito de la atención plena, será una persona que piense en positivo, sienta emociones positivas y actúe en consecuencia. Lo contrario será el pensamiento negativo y sus efectos dañinos, comprobados por la ciencia, hacia el sistema inmunitario, digestivo, cerebro-cardiovascular, entre otros.


La conclusión es simple:


“Que la meditación haga parte de tu medicina”.

Si quieres practicar la meditación, mira el siguiente video: https://youtu.be/kwTKk6u30x4



Álvaro Posse

Psicólogo, Educador y Bloguero colombiano

30 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo